viernes, abril 14, 2006

Un negro, un chino y un mexicano entran a un bar...

Crash, la ganadora del Oscar de este año, es una película que se desarrolla en torno al tema de la discriminación en un pais multicultural como Estados Unidos. Pero claro, esto se hace evidente en la primer escena cuando alguien llama "chino" a otra persona y esta le responde con un "mexicano", todo esto con un negro de por medio. Y se hace obvio cuando en cada subsecuente escena se presenta un nuevo hecho de discriminación racial o un personaje de una nueva raza que se va sumando a esta suerte de paleta con la cual el escritor decidió pintar esta película. Y así nos damos cuenta de que se viene una de esas películas que se refieren a algún problema directamente (el racismo) y sin sutilezas en lugar de limitarse a contar una historia y dejar que el problema se presente en forma natural.

El segundo problema surje cuando nos damos cuenta (o si nos damos cuenta) que momento a momento, cada situación que se presenta está rodeada por un aire extrañamente cómico.

  • Humor a lo Tarantino:En medio de una discución en un auto dos negros se llevan "puesto" a un chino. Al bajar del auto se dan cuenta que el chino no está muerto en un costado (lo cual hubiera sido dramatico), ni moribundo (que podría haber sido peor) sino vivo, "trabado" debajo del auto. Entonces se ponen a discutir que hacer: Dar marcha atrás para que se safe "-Si se hubiera podido safar lo hubiera hecho una cuadra atras!"- observa uno de los personajes o arrastrarlo de los brazos: "-Se los vamos a arrancar!".
  • Humor a lo Woody Allen: Un negro obsesionado con la discriminacion, que está todo el tiempo inventando teorías conspirativas (como la razón por la cual las ventanas de los micros son tan grandes) discute con su amigo que la camarera no los atendió bien porque en un acto de generalización racista supuso que ellos, por ser negros, no iban a dejar propina. El amigo le dice: "Y dejaste?". Respuesta "No! Si nos atendió mal"... Cuac.
  • Una mezcla Spike Lee/Tarantino: La pareja de negros sigue discutiendo sobre como todos los blancos le tienen miedo siendo ellos los que tendrian que estar atemorizados en esa zona de blancos sobreexitados y lleno de policias de gatillo facil. Despues de la discución uno le pregunta al otro "¿Pero sabes por qué no tenemos miedo?" Y responden ambos al unisono: "Si, porque estamos armados" Sacan unas pistolas y se roban un auto.

El problema es que esta es una película que pretende ser dramática y sin embargo a cada momento presentan una ironía, un chiste, una observación inteligente o una situación comicamente descabellada que no están a la altura del ambiente que se pretende generar.

El tercer problema es el desenlace. Si la pelicula la hubiera escrito un latinoamericano, hubiera sido catalogada como perteneciente al género del realismo mágico. Esto es porque cuando los problemas ya no dan para mas y se agotaron las razas para introducir a la pelicula, todo se resuelve en un gran Deus Ex Machina. El Destino (con mayuscula) se encarga de arreglar todos los problemas. ¿Un policía racista abusa sexualmente de una mujer frente a su marido, que no puede sino observarlos impotente? No importa, mas adelante el policía tiene que salvarle la vida a la mujer en un accidente, y su compañero (que no participó del abuso pero lo permitió) le salva la vida al marido en otra situación sin relación con las anteriores. Y asi, uno por uno se van solucionando los problemas, gracias al azar.

Claro, esa es la premisa de la pelicula. "Crash" parte de la suposición de causalidad de los accidentes: los "choques" son formas inconcientes que tenemos de entrar en contacto con otra gente en un mundo donde se ha perdido el contacto, esta es la primer linea de dialogo que se escucha en la película. Entonces, todos los accidentes son de alguna forma no casuales, sino causales, son incidentes inconcientes (o son situaciones que nos presenta algún poder superior para enseñarnos algo, según como se lo quiera ver).

Y así termina la película, en un gran ¿Y qué?. Quitando responsabilidad a los personajes por sus actos (Todos son perdonados o condenados independientemente de si su proceder anterior fue moralmente bueno o malo) y quitandole al escritor la responsabilidad de contar una historia significativa (la pelicula termina en un choque menor de autos donde se nos muestra que esta historia de racismo-choque-resarcimiento se repite ad infinitum entre las distintas personas de esa gran ciudad y que la historia recien contada es una mas de tantas, de hecho la pelicula es un conjunto de "otra mas de tantas historias"). Ni siquiera las posturas que tienen estas personas son realmente importantes, el policia racista es racista porque su padre no lo fué y esto le trajo problemas, pero despues seguramente cambie de opinión porque un accidente le da un nuevo panorama de la vida y quizas uno podría imaginar un "crash 2" donde el policia se hace antisemita y despues se tropieza y se hace budista, etc.

Quizas esas sean la razones por la que la película ganó un Oscar a mejor película: es políticamente correcta y falsamente comprometida a cuestiones serias, pero a la vez es simpática y sin una carga moral muy pesada. Y sobre todo le quita responsabilidad a los actos de discriminación pasados y presentes de la Academia, al fin y al cabo es todo azar!

3 comentarios:

JuanPi88 dijo...

Che, y cual es la postura del que escribe?
Casi que le gusta la pelicula, pero casi que no...con miedo a jugarse?

El Bigote que Canta dijo...

Ah! si todo fuera blanco o negro en este mundo entonces no habría tantos problemas.

Los puntos que resalté son como los digo, me gusten o no. ¿Me gustan? No.

La pelicula es entretenida, sobre todo si uno se olvida del mensaje que trata de dar y la mira como una pelicula que, desde la ironía, ataca todos los cliches de raza y todos los estereotipos habidos y por haber. Si uno quita la ironía y la ve como lo que pretende ser (la fuente ultima de enseñanzas antidiscriminación) entonces la ironía se traslada y se situa en otro punto: que aunque trata de ser politicamente correcta esta pelicula termina siendo prejuiciosa, con cada personaje convertido en un estereotipo de raza... y entonces la pelicula es una mierda... Pero claro, eso depende del animo con que mires la pelicula.

Pero si queres le pongo un puntaje.

6 bigotes (6 de una cantidad arbitraria que mide la calidad de las peliculas comentadas en este blog y hasta ahora va de 1 a 10 pero puede seguir ampliandose si en el futuro se hacen peliculas peores que Boo o mejores que Serenity).

El Bigote que Canta dijo...

Perdón, quize decir "si *comento* peliculas peores que Boo o mejores que Serenity", porque haberlas las hay...